Volviendo al redil

Tras unos años, (buf, que mal sienta decirlo), ocupado en otros menesteres, vuelvo con ganas y disposición, y en cuanto acabe unos flecos estaré de nuevo al pie del cañón obsequiándoos con mis opiniones, noticias, fotos y lo que se me ocurra.

Es un placer estar de nuevo aquí.

Ah¡, y gracias a Strategos, que ha mantenido el fuerte a salvo.

Reseña de Sense8

Sense8 es una nueva serie de ciencia ficción producida y recién estrenada en la
plataforma de contenidos online por subscripción Netflix, y que cuenta como autores a los conocidos hermanos Wachowski y a J. Michael Straczynski.

Sense8 nos cuenta la historia de 8 personas de diversos puntos del planeta (dos estadounidenses, un mexicano, una islandesa, un alemán, un keniano, una india, y una sur-coreana) que descubren que están conectadas entre si telepáticamente, de tal forma que pueden no solo comunicarse entre ellos, si no también compartir sus talentos y habilidades. Esta posibilidad les será muy útil para afrontar los retos de sus vidas, pero sobretodo para hacer frente a una misteriosa organización que intenta cazar a los “sensates”, las personas que desarrollan esta conexión mental y empática.

Sigue leyendo

Fabricando “props”: Pistola-gancho un poco steampunk

Participar durante años en las actividades del fandom de ciencia ficción nos ha llevado también a incurrir en el siempre divertido mundo de los disfraces y el cosplay, empezando con los clásicos uniformes de Star Trek, para luego ir ampliando horizontes, siempre pasándolo bien y conociendo gente muy hábil en estos campos. Y a base de estar en éste mundillo, llega el momento en que para completar los disfraces con los atrezzos adecuados (en adelante “props”, el término más utilizado) uno tiene que desarrollar ciertas competencias en la construcción de cacharros varios (esto, o tener mucho dinero para comprarlos o encargarlos). En este sentido, hace unos meses me pidieron si podía construir un complemento para un cosplay del mundo de los cómics, que voy a detallar a modo de tutorial. El disfraz en cuestión era de Batwoman, pero con el añadido especial de estar ambientado en la época victoriana, bajo la etiqueta “Gotham by Gaslight” (Batman ambientado en el s. XIX). El artefacto que se me encargó se trataba de la “pistola-gancho”, artefacto que lanza un pequeño arpón-gancho con una cuerda muy común en el universo de Batman.

La pistola-gancho terminada. (disculpen la calidad de la foto)

La pistola-gancho terminada (disculpen la calidad de la foto).

Para a quien le pueda interesar y/o servir de idea para sus props, a continuación describiré el proceso de fabricación de la pistola-gancho decimonónica para Batwoman. Sigue leyendo

Reseña del juego “Artemis Spaceship Bridge Simulator”

Estoy seguro que aquellos que hemos pasado grandes ratos con las diferentes series de Star Trek hemos pensado, todos en algún momento, “sería genial poder tener una especie de simulador de puente de nave estelar, con sus estaciones totalmente funcionales, donde poder jugar aventuras con nuestros amigos, como un gran videojuego”. Quizás para algunos sería la atracción ideal para un parque temático, para otros un espacio de ensueño a construir en el sótano.

Pues ahora es posible. Una de las incontables personas que de jovencito incurrió en la mencionada fantasía, un tal Thomas Robertson, años más tarde se dedicó profesionalmente al mundo del videojuego, donde un buen día recordó la idea de su “yo” más joven, y dijo ¿por qué no?

artemis

Un videojuego cooperativo

Artemis Space Bridge Simulator (ASBS a partir de aquí) es un videojuego multijugador cooperativo en el que se reproduce el puente de una nave de Star Trek. Varios ordenadores se ubican en una misma sala y se conectan en red entre ellos, formando “el puente”, con las estaciones de Timón, Armas, Ciencia, Ingeniería y Comunicaciones, además del Capitán, que por defecto no tiene ordenador, sino que debe liderar y coordinar al resto. Así, hasta 6 jugadores pueden participar en una nave de ASBS, 5 manejando las mencionadas estaciones, más el capitán. Esta configuración requiere 6 ordenadores, de los que 5 forman las estaciones, y el sexto actúa como servidor de la partida, siendo su pantalla la “pantalla principal” del puente.

0

Unos fans que probaron el Artemis SBS a lo grande. Pinchad la imagen para ver el vídeo completo (en inglés).

¿Y qué hacen los jugadores? A nivel general, el juego está bastante orientado al combate contra otras naves, pero no se restringe únicamente a ese ámbito. Se pueden jugar misiones puramente de combate, pero también se están las misiones “guionizadas” en las que las tareas a desarrollar son más complejas, que pueden ir desde un “escanear unas nebulosas mientras mantienes los enemigos a raya” hasta misiones “peliculeras”, con personajes, giros de guión y misterios a descubrir.

A nivel individual, los jugadores manejan las estaciones. El timonel se encarga de pilotar la nave y usar los motores de impulso y warp, el artillero se encarga de cargar y apuntar las armas y levantar los escudos, el oficial científico maneja los sensores y ofrece información útil sobre el resto de naves (amigas y enemigas), el ingeniero asigna energía a los sistemas según convenga y gestiona el control de daños, y el oficial de comunicaciones comunica con otras naves (para bien y para mal) y obtiene información útil. Así, cada jugador tiene su pequeño videojuego correspondiente a su estación, con sus tareas y sus retos.

Es Star Trek, y no lo es.

Otro aspecto a remarcar es que el juego no está ambientado en el universo de Star Trek, a pesar de estar muy inspirado en él. Aunque la idea original nace del puente del Enterprise, el autor no posee los derechos para usar la marca Star Trek, así que el juego transcurre en un universo distinto, en que los tripulantes son oficiales de la “Terran Stellar Navy”, la flota estelar de los “United Space Faring Planets” (literalmente, los “planetas que viajan por el espacio unidos”), y surcan el espacio donde pueden encontrar naves de los Kraliens, los Arvonians, los Torgoth, los Skaraan, y otros. Este elemento no le resta valor al juego, y de hecho le da más libertad creativa al autor (por ejemplo, permitiendo armar las naves con varios tipos de misiles de diferentes efectos, y no solo con torpedos de fotones).

Cualquier parecido con una nave de Star Trek es pura coincidencia.

Hasta aquí, nada que ustedes no hayan podido encontrar en la web del juego, sus manuales y wikis. Dicho esto, hemos probado el juego. Nos reunimos una tarde, conectamos los ordenadores, y jugamos. A partir de aquí, nuestro comentario.

Este juego mola mazo

Como preludio, un comentario sobre la parte técnica: Sencillisima. Yo temía que conectar todos los ordenadores y que funcionaran bien sería problemático, pero no. Los conectamos todos a la misma wifi, arrancamos el programa y seleccionamos el ordenador que debe actuar de servidor… y el resto va casi solo. Insisto, a la primera y muy simple. El juego está disponible para PC y también para iOS y Android, con lo que podéis utilizar tabletas táctiles como estaciones.

2014-08-30 20.05.52

Nuestra pequeña prueba de Artemis SBS, con cuatro estaciones y pantalla central (El oficial científico también llevaba comunicaciones).

Sobre el juego en si, empezaré por la conclusión: Es muy divertido. Permite reproducir las dinámicas del puente de una nave estelar, donde todos los tripulantes pintan algo, y sin proponernoslo demasiado podemos encontrarnos en una escena peliculera rollo…

Capitán: “Ingeniero, necesitamos velocidad warp o estamos fritos”
Ingeniero: “Le estoy asignando todos los equipos de control de daños, pero aún tardarán en repararlo”
[Impacto de dos proyectiles enemigos]
Armas: ¡Escudo frontal al 15 %! Les sigo disparando con los rayos, pero no aguantaremos mucho dándoles la cara.
Ciencia: Ajuste los rayos a frecuencia Beta, es la más débil del escudo de ese acorazado.
Comunicaciones: El acorazado Kralien nos ordena que nos rindamos.
Capitán: Armas, ¿Qué misiles nos quedan?
Armas: Nada, solo dos minas. Puedo producir torpedos guiados, pero vamos muy justos de energía y de tiempo…
Capitán: De acuerdo, vamos allá. Necesitamos ganar tiempo para reparar el motor warp. Armas, cargue las minas en los tubos. Timón, tome rumbo dos-cuatro-cero y meta la nave entre esos asteroides, intentaremos esquivar a los Kralien allí. Ingeniería, necesitaremos toda la potencia posible en los motores de impulso y de maniobra.
Armas, Timón e Ingenieria: ¡Recibido!
Capitán: Armas, cuando las minas estén cargadas, suéltelas en dirección a los Kralien, no espere mi orden. Comunicaciones, contacte con el acorazado Kralien y provoque al capitán. Si le cabreamos los suficiente puede que nos persiga sin pensar demasiado en esas dos minas nucleares que tendrá en su camino…

Este dialogo es perfectamente posible en el juego. Y ahí está su grandeza, experimentar el reto y la tensión juntos. Como simulador de combate espacial en si mismo, ASBS no es nada del otro mundo, pero lo realmente importante es el aspecto multijugador cooperativo que permite vivir aventuras con los amigos allí reunidos, jugando una simulación en la que cada uno debe desempeñar su función y hacerlo bien para que la nave triunfe en su misión y vuelva a casa entera.

Sencillo y fácil de aprender

Otro aspecto a remarcar es su sencillez. A nivel de jugabilidad, los controles de cada estación son muy fáciles de aprender. Con leerse las 2 o 3 páginas del manual que corresponden a cada estación (y son muy poco densas en texto) en 10 minutos uno puede manejar sin problemas su estación, y con un rato de práctica ya lo tiene dominado. Así, la curva de aprendizaje es muy corta, permitiendo ponerse a jugar “de verdad” muy rápidamente.

A otro nivel, esta sencillez se encuentra también en el interfaz gráfico. Los controles y representaciones en cada estación son muy simples y esquemáticos, lo que facilita su uso y en cierto modo le añade realismo al juego. De hecho, la representación 3D de la nave viajando en el espacio y de las otras naves que se encuentra solo se ve en la pantalla principal. Gracias a su simplicidad gráfica el juego no requiere ordenadores de grandes prestaciones (así, uno de los portátiles que utilizamos para jugar tiene 8 años, y otro, 7 años), lo cual es de agradecer.

ss-v20-helm

Una muestra: La consola del timonel. Así de simple.

Una vez probado, las estaciones están más equilibradas de lo que parece, todos tienen algo que hacer. La estación de Comunicaciones es la que parece más descolgada, pero aún así tiene su trabajo, guiando las naves civiles desarmadas que aparezcan, conectando con las estaciones espaciales para encargar que preparen “los boxes” para cuando la nave vuelva a recargar. Además, en las misiones guionizadas es una estación muy importante, pues a través de ella fluye la información esencial para la misión.

Por otra parte, a todo esto hay que añadir las posibilidades multi-nave. Cada servidor de ASBS, a partir de la versión 2.0 del juego, admite hasta 48 ordenadores conectados. ¿No habíamos quedado en que cada nave son 6 ordenadores? Pues sí, se pueden conectar distintas naves tripuladas por jugadores, hasta 8 naves en un servidor, y jugar ya sea en modo cooperativo, ya sea en modo de combate de unos contra otros. Las dos posibilidades nos parecen geniales para montar quedadas.

Conclusiones

Y si hay que buscarle pegas… En las primeras versiones de Artemis las naves se desplazaban solo en 2 dimensiones, moviéndose todas en un único plano en el espacio, como si fueran barcos. Imagino que el autor optó por esto porqué le simplificaba mucho tanto la creación del juego como los interfaces gráficos de las estaciones de la nave, y al fin y al cabo, lo importante era la dinámica multijugador. Aún así, la versión 2.0 del juego introdujo la 3a dimensión…. limitadamente. Ahora las naves se desplazan en un “plano grueso”, es decir, tienen un eje de altura limitado en el que pueden moverse, pero sin pasar de una determinada altura por arriba o por abajo. Uno de nuestros playtesters ocurrentemente lo bautizó “modo 2,5D”, y en cualquier caso decepciona un poco que en el juego no exista un verdadero desplazamiento tridimensional. Por otra parte, parece que de momento no existen traducciones del juego, así que hay que apañárselas en inglés.

Para terminar, Artemis Spaceship Bridge Simulator es un videojuego divertido, 100% recomendable a los fans de ciencia ficción que se han quedado con ganas de pilotar su nave espacial (o sea, casi todos). No es un juego para pegarse grandes viciadas, pero si para quedar de vez en cuando, y pasar la tarde en compañía de los amigos, tripulando juntos una nave espacial y llegando donde ningún hombre ha llegado antes. La bebida fría es opcional, pero muy recomendable.

Podéis adquirir el videojuego y/o obtener más información en su página web oficial.

Reseña de Star Trek Into Darkness

Antes que nada, agradecemos públicamente al Club Star Trek de España la oportunidad de asistir a un pase para prensa de Star Trek Into Darkness.

Star-Trek-Into-Darkness-Poster-Frikarte-2

Podríamos decir que en algunos aspectos, Star Trek Into Darkness es como la Cerveza Romulana que nos ofrece nuestro amigo Julián en eventos trekkies: Unos ingredientes estudiados, una mezcla hecha con oficio, que dan lugar a una bebida dulce y de color atractivo. Un cocktail que entra muy bien, y que es especialmente arriesgado precisamente por lo bien que entra, porque no te das cuenta de su graduación hasta que es demasiado tarde…

Para comentar Star Trek Into Darkness (STID a partir de aquí), hay que hacerlo a dos niveles. A un primer nivel, cómo funciona como película en general. Y a un segundo nivel, que lecturas podemos hacer desde un punto de vista Trek. Vamos allá.

[Los blockbusters de Hollywood] “Parecen salidos de una una especie de línea de montaje, un proceso algo mecánico en el que no se deja nada a la imaginación”.
Nicholas Meyer

Ya saben más o menos de qué va STID, no hace falta entrar en detalle. Mejor dicho, ya saben la sinopsis, porqué “de qué va”, no lo sabe nadie. La tripulación del Enterprise debe hacer frente a un terrorista muy malvado que siembra el caos en la Tierra, se pegarán con klingons por el medio, y sale una nave enorme, oscura, y de diseño terrestre. Y una rubia se queda en ropa interior. Lo que se ve en los trailers.

Resumiendo al máximo, STID es un blockbuster veraniego, para bien y para mal. Una de esas películas de gran presupuesto y grandes aspiraciones, con mucha acción, mucho colorido, y filmada en el estilo frenético tan de moda actualmente. Nada nuevo aquí, ST 2009 ya lo era. J.J. Abrams es un competente fabricante de blockbusters de éxito, y en STID muestra de nuevo su oficio. STID es una película entretenida y que funciona bien, excepto quizás en su tramo final, excesivamente alargado.

Hay que reconocer que el trabajo que Abrams conduce junto al equipo de guionistas Kurztman & Orci (Transformers 1 y 2, Cowboys & Aliens) & Lindeloff (Prometheus, Cowboys & Aliens) es realmente sorprendente. El “dream team” de Bad Robot tiene una extraña habilidad para presentar de forma digerible argumentos enrevesados y absurdos. Y STID no es una excepción. A pesar de que divierte y entretiene, el argumento de STID es complicado, y sobretodo lleno de agujeros y elementos que no encajan.  Hasta el punto de que si el lector se lee el argumento sin ver la película lo normal es pensar “esto no tiene ni pies ni cabeza”.

Y no lo tiene. Pero J.J. Abrams gestiona muy bien el ritmo y la dinámica entre los personajes, hasta el punto de casi hacer que no nos demos cuenta que la historia que nos cuenta es algo absurda. Entre esto, un diseño de producción trabajado a pesar de los reflejos abramsianos que lo empañan, y que los actores hacen un trabajo decente (incluso Simon Pegg, que ya no parece que esté haciendo oposiciones a Jar-Jar Binks), pues la película funciona.

Realmente, cuesta encontrar un “tema” a STID. A ratos parece que es “hacer lo correcto vs. seguir las normas”, luego parece que es “venganza”, cambia de nuevo a “asumir la responsabilidad”, y alguno más encontraríamos. Pero realmente no hay una idea que el film explore. De hecho, siendo un poco irónicos podríamos decir que el tema es “cómo Kirk consigue que lo feliciten y lo condecoren después de cagarla varias veces y que el puro azar le salve el culo”. Pero después de su ascenso meteórico de cadete a capitán en la anterior película, ya deberíamos estar acostumbrados.

En el fondo, el problema que tiene cómo película es que sus creadores no tienen una historia que quieran explicar. Montan un relato a partir de un montón de cosas que quieren que salgan en la película, y se nota. STID es un puzle muy bien encajado con el objetivo de satisfacer la mayor audiencia posible (trekkies, no trekkies, jóvenes, adultos, etc.), pero en el que se ha puesto una mayor atención a las piezas que la imagen que estas deberían formar. Quizás el equipo Kurtzman & Orci & Lindeloff funcionen mejor como guionistas de televisión, donde trabajar a base de temporadas permite afrontar la narración de otra forma (y han tenido notables éxitos en este sentido), pero el medio cinematográfico pone en evidencia sus carencias.

Y ya que estamos, un comentario sobre una polémica tonta: La famosa escena de Alice Eve en ropa interior. Y el veredicto es… ¡Culpables! Es totalmente gratuita, no viene a cuento de nada. Pero de nada. Sólo está allí para lucir que está buena y que Kirk la mire, punto. En el año que vivimos, sacar una moza en ropa interior porqué si debería ser considerado burdo como mínimo. Las explicaciones estúpidamente igualitaristas rollo “Hugh Jackman salía sin camiseta en Lobezno” olvidan que, en general, el género masculino raramente ha tenido que lidiar con el hecho de ser tratados como objetos en los que pesa más la apariencia física que otras consideraciones. Las mujeres no pueden decir lo mismo, y por eso la escena de Alice Eve es de vergüenza ajena. De hecho, es sintomático de algo que el personaje de Carol nosequemás tenga un peso casi nulo en la película. ¡Esos personajes femeninos fuertes, muy bien Bad Robot!

En fin, que cómo decía, STID es un blockbuster veraniego que funciona como tal. Una película de acción espacial entretenida a pesar de un guión sin mucho sentido. Pero eh, los blockbusters son para divertirse, no para tener sentido. Aún así, hay que reconocer el mérito de hacer un blockbuster que funcione. Porqué nos hemos tragado cada rollo que se supone debía ser palomitero (¿Transformers 2? ¿Cowboys & Aliens? Os estoy mirando, Kurtzman & Orci…).

Y dicho todo esto, se titula “Star Trek Into Darkness” como se podría haber titulado “Star Trek Under Water”, porqué la mencionada oscuridad no la vemos por ningún sitio (para mi era más oscuro ST2009 con la destrucción de Vulcano ), y almenos el “Under Water” habría referenciado a una escena que seguro será recordada.

“La historia tiende a repetirse […] primero como tragedia, y luego como farsa”
Karl Marx, parafraseando a G.W.F. Hegel

¿Qué podemos decir de STID como película de Star Trek? Básicamente, que es una majestuosa exhibición de ruina creativa. He dicho ruina, y con motivo. No entraré muchos en detalles, porqué se supone que no hay que decir spoilers ni cosas de estas.

En primer lugar, el guión de STID no es más que un cocktail de referencias, personajes, ideas y conceptos todos ellos salidos del universo Trek. ¿Es malo esto? Si estuviera al servicio de la historia, no tendría porqué. Como lo han hecho, si. Supongo que buscando ofrecer “lo que la audiencia quiere” han conseguido realizar un ejercicio de cero originalidad, en que la gracia para alguien que mire la película por ser de Star Trek es pillar todas las referencias y deducir a que film, capítulo o secuencia homenajea/plagia cada parte de STID (¡oh, un tribble! ¡oh, han mencionado a Mudd! ¡oh, McCoy operando a un torpedo!”). Y buena parte de todos estos elementos, aparecen porqué si, porqué lo dice el guión, no porqué tenga sentido que aparezcan. Volvemos a la parte de “guión estudiado para apelar a segmentos demográficos” en vez de “una historia que contar”.

Esto por si solo ya sería malo. Pero alcanza niveles supremos cuando los encontramos que los guionistas, la trinidad Kurtzman & Orci & Lindeloff no tenían suficiente con ello, y por eso en STID podemos vivir la alucinante situación de repetir escenas y momentos de otras películas Trek (de una en particular, pero como los spoilers son de mala educación…). Y hacerlo porque si, por el puro ejercicio de “como esto os gustó, os lo volvemos a enseñar, porqué sois unos enfermos que queréis revivir las mismas cosas una y otra vez, y las referencias os encantan”. Y quiero remarcar que este elemento es especialmente trapacero e insultante, porqué busca tocar la fibra sensible (por decir algo) en base al recuerdo, en vez de construir algo nuevo y original.

Un fan bienpensante podría creer que Kurtzman & Orci (y Lindeloff esta vez) no conocen o entienden Star Trek. Pues no. El problema es exactamente el contrario, que son, declarado por ellos mismos, “fans de toda la vida”. Están tan enamorados de TOS que son incapaces de abrir la mente y darse cuenta de cosas rancias (como que Kirk sea un mujeriego hasta la caricatura, o que la proporción hombres-mujeres de los protagonistas sea de 6 a 1). No sólo eso, si no que como “fans de toda la vida” se dedican a tomar los elementos que les gustan del universo Trek y jugar con ellos, con lo que toda pretendida “reimaginación” se pierde desde el comienzo, y lo que acabamos teniendo es un pseudo “What if?”.

Resumiendo, STID es una gloriosa y carísima “fan fiction”, que ha sido escrita con el único propósito de jugar con elementos del universo Trek por el simple gusto de jugar con ellos, no porqué hubiera una buena historia que contar. No se nota tanto por la trabajada dirección de J.J. Abrams, pero como película de Star Trek, STID es un ejercicio de indigencia intelectual que hace digno al guión Star Trek (2009). Que ya es decir.

Celebración en Barcelona del 25 aniversario de Star Trek: La Nueva Generación

Se acerca una fecha señalada. El septiembre de 1987, hace casi 25 años…Dentro del universo de Star Trek, una nueva serie de televisión llamada “La Nueva Generación”, creada 21 años más tarde que la original, nos mostraba a una nueva tripulación y una nueva nave llamada Enterprise en el siglo XXIV, unos 80 años después de lo acontecido en la serie original. Se estrenó el 28 de septiembre de 1987, y contó con más de 27 millones de telespectadores en  su primer episodio “Encuentro en Farpoint”. Siete temporadas más tarde, con un total de 178 episodios, y habiendo ganado 18 premios Emmy y 2 premios Hugo, la serie llegó a su fin el 23 de mayo de 1994, con el episodio “Todas las cosas buenas”.

Por eso, durante el próximo mes de septiembre, los aficionados a Star Trek celebraremos los 25 años de esta gran serie, que reinició el fenómeno fan en este país atrayendo a un gran número de nuevos  aficionados.

El Club Star Trek de España, en colaboración con otras asociaciones y entidades, organiza varias actividades en diferentes ciudades para celebrar el 25 aniversario de Star Trek: La Nueva Generación.

Una de las más importantes, y la que nos cae más cerca, se realizará el próximo sábado 15 de septiembre de 2012 en Barcelona, donde se ha organizado una mini convención con una gran variedad de  actividades, tales como visionados, charlas y conferencias, zona de merchandising, sorteos y concursos, exposición de material y varios invitados de lujo. La entrada es totalmente gratuita.

Más información: http://www.clubstartrek.es/25tng

Punto y aparte

Seguimos existiendo.

Organizar la WeekendTrek-CifiCon 2011 nos agotó, dejando el blog un poco colgado… y la inercia, la pereza, y las circunstancias cambiantes en la vida de los miembros del Colectivo hicieron el resto.

Pero seguimos aquí. No tendremos el ritmo de publicaciones de antaño (tampoco hace falta), pero iremos actualizando de vez en cuando.

Por esto hemos renovado nuestra web. Y estamos preparando nuevas singladuras, permanezcan en sintonía.

Cerramos pues éste anuncio con las líneas finales del poema Ulysses, de Lord Tennyson.

We are not now that strength which in old days
Moved earth and heaven, that which we are, we are;
One equal temper of heroic hearts,
Made weak by time and fate, but strong in will
To strive, to seek, to find, and not to yield.

Calendario de Actividades

Bien, pues ya tenemos el calendario de actividades de la WeekendTrek- Cificon 2011.

Como podéis ver es ameno, interesante e indudablemente apretado, aunque hay tiempo para todo, y en ese todo incluyo las conferencias, los encuentros con los actores, los concursos…todo.


Seguro que no os sentís defraudados, porque se está haciendo con todo el cariño y, al mismo tiempo, con toda la seriedad que os merecéis.


Fuente: Weekendtrek-Cificon

La Weekendtrek Cificon levanta el vuelo


Bien, pues ya no tenéis excusa, mas abajo encontraréis el disparo de partida de la Weekendtrek de este año.

Como podéis ver hay varias posibilidades, y todas son aceptables

Esta es una gran noticia, y ya se puede decir…

Engage

El jueves 17 de marzo se abren las inscripciones a la WeekendTrek-CifiCon 2011


El próximo jueves 17 de marzo, a las 21:00 horas, se abriran las inscripciones, y venta de entradas y autógrafos para la WeekendTrek-CifiCon 2011.

Como en las anteriores ediciones, la principal entrada es la
Entrada Premium (29,95 €), que da acceso a la zona de convención, donde habrá actividades, decoración, merchandising y los encuentros con los actores invitados.
Esta entrada se complementa con la novedad de éste año, la Entrada Almirante (149,95 €). Los poseedores de la Entrada Almirante tendrán reservado asiento en primera fila para todas las actividades y conferencias, entrada de preferencia en las sesiones de fotos y autógrafos, las fotos autografiadas con los actores, y el plato fuerte: un cóctel privado con los actores invitados la noche del viernes. Esta entrada está limitada a 16 personas. Para adquirirla, se deberá usar el el sistema de pago electrónico PayPal. Con éste método se asegura que las entradas se asignan por estricto orden de compra y pago, para asegurar la igualdad de oportunidades en caso de que haya más demanda que oferta.
Como es costumbre, se podrá adquirir autógrafos de los actores invitados, Andrew Robinson, Alexander Siddig, y Sylvester McCoy (a 25 € cada uno), y fotos autografiadas con ellos, sea la foto doble “DS9” con Robinson y Siddig (60 €) o la foto Dr. Who con McCoy (30 €)
En lo que refiere a alojamiento, como es habitual, se podrá escoger entre una habitación doble o individual, y ambas pueden ser en pensión completa y , o bien desayunar en el hotel y descubrir restaurantes de Barcelona para el resto de comidas.
Una cosa es segura, los que se alojen en el Hotel Rallye tienen garantizada la asistencia a la Cena de Gala de la WeekendTrek-CifiCon, donde nada es convencional (más información sobre la Cena de Gala próximamente…)

Habitación doble en pensión Completa: 169,00 € (precio por persona)
Habitación doble con desayunos y Cena de Gala: 126,00 € (precio por persona)
Habitación Individual en Pensión Completa: 260,00 €
Habitación Individual con desayunos y Cena de Gala: 216,00 €


Fuente: Weekendtrek Cificon